Cómo combinar una falda de cuero

Las faldas de cuero son una de las prendas más golosas para el sector femenino. Derrochan clase, sensualidad y son aptas para atuendos provocativos y sexys, ideales para conjuntos de fiesta y outfits que precisan poner el acento en el contorno del cuerpo estilizando la figura.

Pero las faldas de cuero, encorsetadas en exceso por esa imagen de femme fatale a la que se ha asociado durante décadas, también son una prenda ideal para otro tipo de atuendos. Jerséis, camisas y blusas son prendas con las que una falda de cuero queda estupendamente, añadiendo una nota de atrevimiento a cada conjunto sin desentonar.

Para que sepas sacarles todo el partido a tus faldas de cuero, hemos recopilado una serie de conjuntos para que sepas cómo puedes exprimir al máximo todas las posibilidades de las tuyas y deslumbrar en todo tipo de eventos a los que asistas.

Tips para saber combinar una falda de cuero con éxito

Antes de meternos en faena con las faldas de cuero y las mejores formas de combinarlas, conviene tener en cuenta una serie de aspectos antes de empezar a mezclar prendas sin sentido y evitar combinaciones poco agraciadas.

1.- Mide con precisión el contorno. Si algo tienen las faldas de cuero, es que con capaces de exhibir hasta la más leve imperfección de tu contorno corporal.

Esto se debe a las características del propio tejido, ya que el cuero se adapta extraordinariamente bien al contorno sobre el que se encuentran sus fibras y se ciñe con gran precisión al mismo.

Esta gran capacidad de adaptación tiene una contraprestación indeseada: es capaz de revelar los michelines y las pequeñas lorzas que esconde nuestro contorno, lo que exige que la pieza de tela esté perfectamente medida para asegurarnos de que nos sienta bien.

2.- No fuerces la tela. El cuero posee una gran capacidad de adaptación, es muy moldeable pero no es nada elástico. Esto quiere decir que su superficie se adapta con una pasmosa facilidad a todo lo que toca, pero solo en la parcela de tela existente.

Su capacidad de dilatación es nula, impidiendo ser extendido para ocupar una parcela de espacio mayor. A efectos prácticos, esto significa que no deberías tratar de forzar la tela si la falda no te cabe o si notas que te aprieta por algún lado: el cuero nunca da de sí, y será o él o tú. ¡Podrías romper la falda!

3.- Con holgura. No es la nueva canción de Rosalía, es la característica que más atención debe merecerte a la hora de adquirir una falda de cuero.

Y es que, aunque inflexible la falda de cuero debe proporcionarte el espacio suficiente como para mover las piernas no con una holgura desmedida, pero sí con la necesaria como para andar con soltura y moverte con rapidez y libertad.

4.- Echa un vistazo a las opciones económicas. Las faldas de cuero se salen de la lógica y los catálogos de moda cada vez incluyen más modelos de marcas desconocidas que no son solo una imitación de las más representativas del sector: son auténticas piezas de artesanía.

Y es que, independientemente del nombre del fabricante, han logrado representar y reinterpretar el concepto para dar lugar a faldas de cuero de una calidad sobresaliente y actualmente estas faldas se han ganado un hueco entre las aficionadas a estas prendas de moda por méritos propios.

Cómo combinar una falda de cuero negra para un outfit formal

Las faldas de cuero están muy ligadas al mundo de la alta costura y la ropa exclusiva, y por eso solo suelen formar parte de conjuntos de fiesta.

Sin embargo, una falda de cuero también puede ser una prenda excelente para conjuntos formales, uniformes de trabajo y atuendos para comidas o eventos de cualquier clase.

Para sacar el lado más formal de una falda de cuero sin renunciar a su fuerte personalidad, es preciso recurrir a las tonalidades de gris más claras y al calzado agresivo (tacones, punta prominente).

Lo mejor es recurrir al gris para que la falda de cuero negra case en la ropa del día a día.

Las chaquetas grises combinan estupendamente con una falda de cuero negra, sobre todo cuando se utiliza un suéter fino de manga larga en la parte superior y la chaqueta cubre por completo la parte posterior, simulando ser una capa.

Es una de las combinaciones estrella para exprimir todo el potencial de las faldas de cuero, sobre todo con botines del mismo color, dando como resultado un conjunto atrevido y muy personal, pero apto para cualquier situación.

Formas de combinar una falda de cuero verde adecuadamente

Aunque no de manera exclusiva, el verde predominante en el sector de las prendas de vestir de cuero es el oliva. De un tono más oscuro al verde militar, se trata de un color tremendamente elegante que es capaz de casar en cualquier contexto y que no lleva ligada ninguna connotación.

Las faldas de cuero verde cortas son perfectas para el verano, aunque se pueden conjuntar con medias negras en los meses más fríos del año, encajando además con botas, sandalias, botines, zapatillas y todo tipo de calzado.

Con el verde será siempre el calzado el que defina el grado de seriedad del conjunto.

Una de las mejores formas de apostar por un atuendo elegante con una falda de cuero verde es combinarlo con una parte de arriba negra, lo que transmite una sensación de elegancia incontestable, sobre todo si la falda se superpone y el suéter queda metido por dentro.

Es el calzado, en esta ocasión, el que define el grado de formalidad del conjunto. En el caso del outfit que ves en la foto, las sandalias denotan que, aunque arreglado, el conjunto es bastante informal. En cambio, con unos botines negros todo habría sido diferente.

¿Queda muy mal combinar una falda de cuero de mujer de color marrón con ropa clara?

No solo no queda mal, sino que es una de las mejores formas de combinar una falda de cuero marrón. Ideal para los meses de entretiempo, los tonos cremosos casan a la perfección con zapatillas urbanas de color blanco o similar, aportando una sensación de frescura muy agradecida en los meses de verano.

Los tops y blusas de color beige claro, así como los accesorios grises, serán los mejores acompañantes de las faldas marrones.

En este caso, la manera de llevar la parte de arriba será la que tenga más que decir a la hora de averiguar para qué tipo de situación está concebido el conjunto: un top que va por dentro será siempre sinónimo de formalidad.

Por su parte, la misma prenda llevada por fuera, o una blusa o camiseta de colores más claros aportará una nota desenfadada que combinará a la perfección con las zapatillas de estilo urban.

Las mejores maneras de combinar una falda de cuero marrón con camisetas

Sí, aunque parezca mentira, las faldas de cuero marrones pueden combinar con camisetas casuales, y lo cierto es que quedan estupendamente. Es un atuendo que opta por lo alternativo y lo juvenil sin descuidar la estética ni el saber estar, tal y como puedes ver en la foto.

El uso de medias negras, perfectas para proteger las piernas de los meses más fríos del año, combina con zapatos de estilo vintage y una camiseta con motivos dibujados en la parte central de su torso.

Intenta añadir una chaqueta de cuero negra al conjunto: verás qué resultado tan sorprendente da.

A pesar de la nota desenfadada que aporta la camiseta (siempre puedes optar por una más formal, si así lo deseas), el color marrón claro consigue actuar de puente entre el tren superior e inferior del cuerpo para crear combinaciones sorprendentes y tremendamente elegantes.

Lo mejor de todo es que no se renuncia a la sofisticación que ofrecen estos conjuntos, sino que se añade una nota discordante para crear la ilusión de transgresión. Un conjunto que, además, es perfecto para llevar con una chaqueta de cuero negra.

Opciones para combinar una falda roja de cuero en atuendos provocadores

Era inevitable no recurrir a atuendos provocativos, y hemos decidido hacerlo de la mano de una de las faldas más representativas de la moda femenina de los últimos años: la falda de cuero de color rojo granate.

El rojo aporta un plus de sensualidad en todas sus variantes: rojo pasión, granates y casi blancos son la mejor opción para outfits transgresores.

El color rojo trabaja especialmente bien con pieles morenas y combina estupendamente con el negro, dando una especie de sabor único al conjunto. El rojo y el negro es un atuendo típico de fiesta, reservado para las ocasiones más exclusivas y pensado para poner el foco en el contorno de la cadera, estilizando las formas y realzando la silueta.

Por eso, el uso de zapatos de tacón puede resultar tan beneficioso en esta clase de conjuntos, ya que da más protagonismo a las piernas y mejoran la percepción estética y visual del outfit.

¿Se puede combinar una falda de cuero chillón con facilidad?

Depende del color, aunque normalmente las faldas de cuero cortas, las que llegan por encima de las rodillas, tienen más posibilidades de ser combinadas.

Y es que sus reducidas dimensiones compensan el enorme protagonismo que acaparan cuando se ven en perspectiva, ofreciendo una combinación cromática de enorme gusto capaz de sorprender a cualquiera.

Por ejemplo, las faldas de cuero de colores como el naranja o el amarillo suelen funcionar bien con complementos blancos, pero no así con otras prendas de colores antagónicos.

Los blancos equilibran la balanza cromática y son el gran punto de apoyo de las faldas de cuero de colores llamativos.

Por ejemplo, el negro no suele trabajar bien con estos colores y dará lugar a combinaciones algo extrañas visual y estéticamente hablando, todo lo contrario de lo que sucede con las prendas de color blanco, que logran equilibrar la presencia de estos colores llamativos en vez de darles aún más protagonismo.

En caso de que se utilice la parte superior para equilibrar la intensidad del color, esta deberá ir conjuntada para mantener la coherencia estética. Por eso, al utilizar el blanco como instrumento de equilibrio y equidad, se deberá siempre optar por zapatillas blancas de estilo urbano o underground, mejorando el acabado general de todo el conjunto.

¿Es posible combinar una falda de cuero con zapatillas de deporte?

Sabemos que parece un sacrilegio mezclar el calzado deportivo con las faldas de cuero, pero es una de las mejores combinaciones que hemos visto en los últimos tiempos.

Cierto es que no todas las zapatillas encajan igual de bien en el conjunto, y tendrás que desechar aquellas combinaciones de tres colores que quedan tan bien con vaqueros de color azul o negro pero que no combinan en absoluto con una falda de cuero, por lo que tendrás que seleccionar zapatillas de un solo color y preferiblemente de tonos suaves o neutros, como el gris claro o el blanco.

Las zapatillas de deporte encajan bien solo cuando la parte de arriba también es de sport, con polos o camisetas de manga corta.

Las zapatillas aportan un plus de comodidad y pueden ser tus mejores aliadas para llevar durante horas una falda de cuero en una reunión, una comida o cualquier situación similar, pero debes saber cuándo toca zapatillas y cuándo es mejor optar por botines o sandalias.

Además, las zapatillas deportivas solo encajan cuando la parte de arriba comparte ese tono sport: camisetas, suéters y similares. Nunca con blusas, camisas ni fulares. Es una combinación atrevida, pero en el contexto apropiado puede ofrecer unos resultados extraordinarios.

Colores más recomendables para combinar una falda de cuero con ropa elegante

A veces lo más sencillo es lo mejor, y para crear un conjunto elegante partiendo de una falda de cuero no hace falta inventar la rueda ni arriesgar. Las combinaciones en blanco y negro con botines son las que mejor funcionan aún hoy en día. ¿Para qué arriesgar, cuando es la combinación más sofisticada de todas a las que se puede aspirar con una falda de cuero?

La falda debe ser lisa, sin adornos ni florituras, y los botines deben ser monocromos para mantener la coherencia de todo el conjunto. Además, mejor que sean de un tono mate para evitar destellos que descentren la atención de quienes lo vean.

Una falda de cuero es elegante ‘per se’, por lo que pueden usarse prendas simples para crear conjuntos sofisticados.

La parte de arriba sí admite variaciones, y pueden ser determinantes para determinar el grado de sofisticación de uno u otro conjunto. Por ejemplo, el uso de jerséis, fulares o camisetas hará que varíe sustancialmente el contexto en el que se puedan enmarcar estas combinaciones, además de cambiar la percepción por completo del outfit en general.

Lo bueno es que una falda de cuero, al ser de por sí una prenda de vestir tremendamente sofisticada y elegante per se, no necesitará de muchas florituras para añadir un extra de elegancia a todo el conjunto, lo que ayuda a sacar más partido de prendas que, posiblemente, no ocupen las primeras posiciones a la hora de abrir el armario y vestirse.

¿Queda bien combinar una falda de cuero negra con una parte de arriba del mismo color?

Es cierto que puede parecer demasiado solemne, pero las características de las faldas de cuero negras hacen que combinarlas con ropa del mismo color produzca una sensación de modernidad muy agradecida.

Analicemos las prendas por separado: el jersey es formal y solemne, perfecto para quedadas donde prime la seriedad y el saber estar. La falda de cuero aporta, por el contrario, un punto atrevido, elegante y perfecto para realzar el contorno de la cintura.

El negro siempre va bien con el negro, y es capaz de encajar en todo tipo de situaciones incluso con botas altas.

Si incorporamos a la ecuación unos botines negros de tacón alto, el resultado no puede ser mejor: un outfit perfecto para reuniones de trabajo, eventos, comidas, quedadas informales y demás.

Esta combinación, tremendamente versátil, es ideal para cualquier situación y da resultados todavía mejores cuando se suman prendas de ropa como abrigos grises o se añaden medias negras y se opta por incluir botines negros de efecto bicolor, con una suela blanca que logre realzar la altura y la figura de su portadora.