He sido una apasionada de la moda desde que tengo uso de razón. Siempre me he fijado en las prendas de vestir, en cómo le sentaban a mi madre todos esos vestidos tan coloridos que me encantaban, y poco a poco fui fijándome más y más en la gente de mi alrededor, en cómo vestían, en cómo combinaban. Al final, mi pasión por la moda se fue acrecentando hasta que, casi veinte años después, he hecho de la moda mi estilo de vida

Hace un tiempo me decidí a crear una plataforma digital para dar a conocer mi opinión y mis gustos acerca del mundo de la moda, mejorar el estilo personal a la hora de vestir de cada uno y hacer que todos puedan sacar lo mejor de su personalidad y extrapolarlo a su manera de vestir. Porque no solo se trata de elegir la ropa más bonita o la que mejor siente: la clave está en hacerlo con estilo.

Mis padres siempre me decían que cuando tenía seis años cogía trapos de cocina y los usaba para jugar. Claro, yo me quería vestir como mi madre, aquella mujer altísima tan guapa y elegante que siempre sabía qué ponerse. De ella creo que heredé mi gusto por la moda. La escena debió ser muy graciosa y tierna, por lo que durante tanto tiempo me han contado sobre aquella anécdota, pero siempre remarcaban que había una cosa que les llamaba la atención y que hacía que esos trapos diesen el pego a la hora de vestir: que lo hacía con estilo

Esta plataforma es la que estás visitando ahora y la que, con tanto amor y dedicación, ha sido confeccionada para ayudarte a sacarle todo el partido tanto a tu cuerpo como a las prendas que ocupan tu armario. Está claro que la vida hay que vivirla, ¡pero mucho mejor si se hace con estilo!